INGREDIENTES para 8 personas:

  • 2 huevos
  • 100g de pan del día anterior
  • 1/2 vaso de leche
  • 2 cucharadas colmadas de harina
  • 1 zanahoria
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 600g de carne picada mixta de ternera y cerdo, para que las albondigas al horno queden más jugosas
  • 1 vaso de vino tinto
  • 1 vaso de caldo de carne
  • 200ml de salsa de tomate
  • 50g de piñones
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 pizca de canela molida
  • perejil fresco
  • 1 hoja de laurel
  • sal y pimienta negra
  • aceite de oliva

RECETA DE LAS ALBÓNDIGAS AL HORNO:

1.- Comenzamos poniendo en un recipiente amplio la carne picada, los huevos, la harina, el pan remojado en la leche, los piñones troceados, el tomillo, la canela y un puñadito de perejil bien picado. Salpimentamos todo y lo mezclamos bien hasta que la mezcla sea homogénea.

2.- Con esta masa, preparamos las bolas y las colocamos en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Cuando estén todas, las introducimos en el horno previamente calentado a 180ºC y dejamos que se cocinen durante 15  minutos por cada lado. En total deben permanecer en el horno unos 30 minutos, hasta que estén bien doradas.

3.- Mientras tanto, vamos preparando la salsa que acompañará a nuestras albóndigas al horno. Para ello, añadimos un chorrito de aceite a una sartén amplia y lo calentamos a fuego medio. Cuando el aceite esté caliente, añadimos la zanahoria, la cebolla y el ajo, todo bien picado. Lo salpimentamos y lo dejamos cocinar durante unos 15 minutos removiendo de vez en cuando, hasta que todo esté blandito.

4.- Pasado ese tiempo, añadimos la hoja de laurel y el vaso de vino. Dejamos que éste hierva un par de minutos para que el alcohol se evapore y añadimos el caldo de carne y la salsa de tomate. Corregimos de sal y de pimienta y dejamos que se cocine todo durante 10 minutos más, hasta que la salsa de nuestras albóndigas al horno esté formada.

5.- Finalmente, añadimos las albóndigas a la salsa para que se bañen bien en la misma y se junten los jugos y aromas. Dejamos que todo se cocine junto durante dos minutos y lo servimos en platos.

Como puedes ver, en muy poco tiempo hemos preparado unas albóndigas al horno y una salsa que casa muy bien con ellas. Sin dificultad y sin trabajar demasiado. Sin duda, merecen la pena.